Blogia
L´ASTURIANISMU QU´ASTURIES NECESITA

La Academia de la Llingua acentúa su lucha por la oficialidad ante la reforma estatutaria

La Academia de la Llingua acentúa su lucha por la oficialidad ante la reforma estatutaria

«Nun ye posible dibuxar un futuru pal idioma ensin dotalu del marcu llegal que lu dexe ser vehículo de comunicación», aseguró Ana Cano en el discurso del Día de les Lletres Reclama al nuevo rector la titulación de Filoloxía Asturiana
La oficialidad es la reivindicación siempre presente y siempre repetida en el Día de les Lletres Asturianes. Pero ayer, en el acto solemne celebrado en un Teatro Campoamor lleno hasta la bandera, se acentuó aún más esa exigencia en boca de la presidenta de la Academia de la Llingua, Ana Cano, porque, dijo, en un proceso abierto de reforma estatutaria como el actual no se puede dejar pasar la oportunidad de dar a la lengua el reconocimiento que reclama. «La Academia de la Llingua Asturiana trabayará ensín descansu y con tolos medios de los que dispón pa que l'Estatutu d'Autonomía inxera la reconocencia xurídica que la llingua asturiana precisa pa poder ser una llingua de y con futuru», dijo Ana Cano, y su discurso, ya en el tramo final, se vio interrumpido por los aplausos.

Buena parte del discurso de la presidenta se dedicó a la oficialidad. Dejó claro Cano que la institución que dirige no tiene como misión hacer política partidista, sino que su tarea es velar por los derechos lingüísticos de los asturianos. «Los representantes políticos del pueblu asturianu tienen que ser conscientes de la que-yos correspuende, del momentu históricu que tán protagonizando. Nun ye posible dibuxar un futuru pal idioma del país ensin dotalu del marcu llegal que lu dexe ser vehículu de comunicación a tolos efeutos y en tolos contestos comunicativos», aseguró.

Pergeñó Ana Cano ese camino -«nun hay más camín»- hacia la oficialidad, hacia la presencia de la llingua en las relaciones con la Administración, en las enseñanzas a todos los niveles y tanto en centros públicos como privados, un camino que evite su muerte. «Yá nun ye posible siguir calteniendo que se quier un futuru pa la llingua si nun se ponen les midíes llegales precises pa qu'eso puea asoceder», subrayó Cano, antes de explicar que además de un instrumento de comunicación, la llingua tiene el don de ser «un factor cimeru nel procesu d'autoidentificación, d'autoorguyu, de xuntura social, de dinamización de la sociedá. Y Asturies, l'Asturies del sieglu XXI, l'Asturies del futuru precisa de too ello».

Planteó incluso la presidenta la manera en la que ha de llevarse a cabo ese proceso, que arrancaría con la declaración explícita del asturiano como llingua oficial junto al castellano y continuaría con la aprobación de una ley consensuada por todas las fuerzas políticas y un acuerdo sobre la financiación.

Esa es la hoja de ruta que traza la Academia, que no se olvidó en este Día de les Lletres del importante papel que ha de jugar la Universidad de Oviedo, que acaba de vivir el relevo en el rectorado con la marcha de Juan Vázquez y la llegada de Vicente Gotor. Y es que también vive la Universidad un proceso de cambios, en el que la llingua debe tener su hueco. «El nuevu rector de la Universidá d'Uviéu tien agora la posibilidá de cumplir col so programa y de dar rempuesta a la oportunidá histórica que representa'l momentu actual de reforma universitaria p'allugar a la llingua asturiana nel llugar que-y correspuende: afalando l'inxerimientu de los estudios de Filoloxía Asturiana nos centros onde ha tar dientro del anovamientu que supón l'Espaciu Européu d'Educación Superior; corrixendo les inxusticies y desaxustes producíos nestos caberos años pol emplegu de la llingua, magar lo conseñao nos propios estatutos y na llexislación n'usu», dijo Ana Cano.

Hubo también otra petición para la Radio Televisión del Principado de Asturias (RTPA), cuyos programas en asturiano están cinco puntos por encima de la media de audiencia respecto al resto, pero, a juicio de la Academia, eso aún es insuficiente. «Hai qu'enanchar la ufierta. Y hai qu'enanchala tanto no que cinca al númberu y tipu de programes como al tiempu d'emisión y a les bandes horaries. Lo que se fai bien ta, pero hai que dar el saltu a otra mena d'espacios, como los informativos, por exemplu, pol altu valir simbólicu que tienen en cuantes a la normalización social», dijo.

Su reclamación la escuchó José Ramón Pérez Ornia, el director del ente, y también representantes políticos del PP e IU. No se vieron, sin embargo, caras conocidas del PSOE.

Berta Piñán

Todas esas reclamaciones llegaron antes y después de la música que arropó un Campoamor adornado con banderas asturianas y con mucho público -y también Ana Cano- ataviado con 'traxe' del país. Primero, en el arranque de la ceremonia, sonó la gaita de Llorián García para dar el inicio a la Xunta extraordinaria que dio la bienvenida como nueva académica de número a Berta Piñán. La colaboradora de EL COMERCIO destacó el papel luchador de los escritores que emplean el asturiano: «La nuestra ye una llingua de resistencia, un trabayu fechu contra l'olvidu, contra'l tiempu, contra la intemperie. Pa mín, escribir poesía y facelo n'asturianu ye un actu de compromisu pa cola llingua, pero tamién pa cola vida», señaló la autora, que recibió una larga ovación tras un discurso precioso.

Fueron sus palabras las previas a las de Ana Cano, a las que siguieron otras músicas, las de Nuberu, Dixebra, Llan de Cubel, Carlos Rubiera y Los Berrones. A ellos se rindió también tributo por su crucial papel en la normalización social del asturiano.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres